¿Que significará la realidad virtual para la publicidad?

La aparición de la realidad virtual está cambiando la forma de hacer y ver las cosas. La tecnología se acerca a pasos agigantados a la realidad e inteligencia artificial, como sustitutas de las experiencias reales.
La realidad virtual se puede decir que es, hasta ahora, una experiencia de pocos que se está convirtiendo en tema de interés general. En el 2015, las búsquedas en la web de este término se multiplicaron por cuatro. ¿Qué significa esto para la publicidad?
La realidad virtual puede hacerte ir mucho más de lo que ya conoces, el consumidor no es receptor del mensaje, es parte de él. Lo que supone una nueva era de la publicidad experimental.
La tecnología que promete elevar tus ventas
Cada día es mayor el número de empresas que están invirtiendo en creación de contenido en realidad virtual, ejemplo de ello son Sony y Mc donalds. Seguramente os preguntáis ¿acaso no es lo mismo que ver televisión? La respuesta es que no, ya que la omnipresencia y la calidad de la imagen en los visores son hasta ahora insuperables.
Solamente Google ha repartido millones de visores Google Cardboard, con el fin de sus mejores usuarios vivan la experiencia de la realidad virtual.
Los especialistas en publicidad advierten que estamos en presencia de una revolución publicitaria, pues, si las experience stores han significado un tiro al blanco en ventas, que el usuario pueda llevar la experiencia de realidad virtual a la comodidad de su sillón no tiene precedentes.
La realidad virtual en el futuro
Aunque de momento el número de personas que pueden acceder a ella es muy reducido, en unos años millones de personas podrán desde su casa ver un concierto de Rihanna, presenciar la final de la Eurocopa o visitar otro país sin moverse de su sillón. Para muchos esto es lo más parecido a la tele-transportación que existe.
Muchas empresas que venden publicidad están estudiando la posibilidad de distribuir visores y ofrecer transmisiones de eventos importantes con el fin mostrar publicad y que el usuario experimente el producto como su lo tuviera en sus manos.
Sin duda alguna, la tecnología tiende cada vez más a crear experiencias más reales en video-juegos, aplicaciones y softwares en 3D. La realidad virtual ya es un hecho, y supone para la publicidad una herramienta cautiva que muy pronto vamos a comenzar a ver masivamente.